miércoles, 1 de agosto de 2018

Los Leones Guardianes Chinos


Antiguas estatuas de criaturas que se asemejan a leones se pueden encontrar en frente de muchos templos chinos y edificios del gobierno. En la tradición china, estas estatuas tienen poderes sobrenaturales que les permiten proteger un edificio contra espíritus malignos. Por lo general se encuentran en parejas, una representando a un macho y la otra a una hembra. Colocadas fuera de la entrada de un edificio, una a cada lado, estas estatuas permanentemente mantienen la guardia contra espíritus malhechores.

La mayoría de las estatuas fueron cinceladas en piedra o talladas en metal. Debido a que los estilos artísticos cambiaron a través de los siglos, la apariencia de las estatuas varía, y algunas de ellas apenas parecen vagamente un león. De hecho, la mayoría de los artesanos que moldearon las estatuas más antiguas probablemente nunca habían visto un león real, porque los animales no son nativos de China. Pero una raza asiática de leones vive en países como la India, y ocasionalmente uno de los animales fue traído a China y dado a un antiguo emperador como un regalo. Así que incluso si un artesano nunca había visto un león real, él o ella podría haber tenido alguna información sobre su apariencia.

Las estatuas a veces se llaman Leones Shishi. Pero los primeros europeos que los vieron los llamaron perros de Foo (o perros de Fu), porque algunos de ellos tienen una semejanza vaga a los perros. Además de proteger los edificios contra los espíritus malignos, también se piensa que traen buena suerte.

U
Esta foto muestra un gran león guardián en el Palacio de Verano en Beijing, China.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario