martes, 24 de octubre de 2017

Jovencito de 13 Años Lanza Candidatura



En un hecho insólito en la historia política de Estados Unidos, un niño de 13 años ha declarado su intención de postularse como candidato para el cargo de gobernador del estado de Vermont en las elecciones de 2018.


Ethan Sonneborn, de apenas trece años, ha causado sensación en los medios informativos estadounidenses al anunciar sus intenciones de competir seriamente en los comicios para elegir al gobernador en 2018. El ambicioso adolescente –quien es todavía muy joven para ejercer el derecho al voto– dijo a The Burlington Free Press que puede aspirar al puesto de gobernador en Vermont porque no hay restricciones de edad en el estado para esa posición.

Sonneborn actualmente está trabajando para recolectar las 500 firmas de personas votantes registradas que son requeridas por la ley estatal para hacerle elegible a la postulación. Aunque el jovencito originario de Bristol quisiera ganar, sigue siendo realista, remarcando que el punto principal de su carrera es enviar un "mensaje acerca de la gente joven en la política." Y a pesar de que, como era de esperarse, tuvo dificultades para que los funcionarios locales del partido lo tomaran en serio, el muchacho afirma preferir perder a renunciar a sus aspiraciones, declarando que su deseo es que más niños y adolescentes se involucren en la política. Si es electo, el alumno de la preparatoria prometió implementar una "agenda práctica y progresista".

Ya sea por diseño o por accidente, los fundadores del estado de Vermont no impusieron requisitos de edad a quienes pudieran postularse a gobernador. Los funcionarios citadinos de Vermont deben ser votantes legales, lo que significa que han tomado el juramento del votante y son por lo menos de 18 años de edad. Tal requisito no existe para la oficina más alta de Vermont. Esa rareza constitucional allanó el camino para que Ethan Sonneborn anunciara este verano sus intenciones. Los candidatos elegibles deben simplemente haber vivido en Vermont durante cuatro años antes de la elección , "lo cual yo he triplicado", dijo Sonneborn quien ha residido los 13 años de su vida en ese estado.

El gobernador más joven de Vermont fue F. Ray Keyser, hijo, quien tenía 34 años cuando asumió el cargo en 1961, de acuerdo con la Administración de Archivos y Registros del estado. Sonneborn, que está comenzando el octavo grado este otoño en la escuela Mount Abraham Union Middle, espera superar ese record por 20 años.

El joven demócrata sigue las noticias de cerca, elige sus palabras deliberadamente y tiene una respuesta lista cuando se le pregunta sobre temas tan espinosos como la legalización de la marihuana o el racismo. Apoya la legalización de la marihuana y dice que estará compitiendo para asegurar protecciones legales para las minorías y la comunidad LGBT del estado, en medio de lo que él ve como un incremento del nacionalismo blanco cada vez más común. También dice que espera combatir el cinismo y la apatía.

"No tengo mucha experiencia en ser políticamente apático", dijo Sonneborn, "pero creo que la gente, la gente joven oye a las personas mayores quejarse mucho de la política. Y creo que hay esta idea de que no hay tal cosa como un político honesto, y yo diría que es parte de por qué estoy compitiendo."

Sonneborn traza su interés en la política a la edad de 5 años, cuando encontró una foto de Robert F. Kennedy en una enciclopedia comprada en una venta de garaje local. Alrededor de un año más tarde, conoció al entonces candidato demócrata a gobernador, Peter Shumlin, en la Feria del Condado de Addison y Días de Campo. Los dos hablaron sobre el medio ambiente.

"Sugerí poner más recipientes de reciclaje en los parques", dijo Sonneborn. "Y él estuvo de acuerdo". (Sonneborn no está seguro qué hizo Shumlin con su sugerencia después de ganar la elección en 2010, pero Vermont pasó una ley universal de reciclaje en 2012 que requiere que recipientes de reciclaje y de basura sean igualmente distribuidos en los parques públicos.)

Previamente, Sonneborn creó una cuenta de Instagram anunciando una carrera para presidente en el año 2044  –él tendría 40 años– pero luego abandonó el esfuerzo. En abril, empezó a investigar sobre los cargos de elección en Vermont. Primero consideró la Legislatura, que también carece de un requisito de edad, pero finalmente se decidió por el de gobernador. "Prefiero perder una pelea con mucha visibilidad que perder una pelea en silencio", dijo Sonneborn. El esfuerzo se evidenció rápido: envió su propio comunicado de prensa a los medios de comunicación locales antes de decirle a su familia sobre sus planes de campaña.

El joven aspirante a gobernador se está aconsejando con un pariente que trabaja para un congresista de Nueva York. Sonneborn también ha hablado con un joven de 16 años que se postula para gobernador de Kansas, el otro estado sin requisito de edad para su gobernador. Sonneborn dijo que ha luchado para convencer a algunos funcionarios del Partido Demócrata local para que lo tomen en serio, y admite que será un reto viajar por el estado y simultáneamente asistir a la escuela.

Si Sonneborn tiene éxito en conseguir que su nombre aparezca en la papeleta de elección, probablemente estará haciendo frente al gobernador republicano Phil Scottdel, quien aún no ha anunciado formalmente planes de reelección. Sonneborn ha considerado cuidadosamente a su potencial adversario.

"En muchas políticas, ha sido un buen gobernador", dijo Sonneborn. "Quiero decir, él no es tu típico republicano. Es pro-elección, está a favor del matrimonio gay, pero no sólo necesitamos un gobernador que dice que apoya estas cosas. Necesitamos un gobernador que pelee activamente por ellas." Tampoco esconde su desacuerdo con el veto de Scott a un proyecto de legalización de la marihuana a principios de este año. "Aunque me alegro de que tomó una posición de principios, no creo que era una posición de principios que la mayoría de votantes de Vermont apoya", dijo.

Por su parte, el gobernador Phil Scott, hablando en una conferencia de prensa no relacionada en Essex Junction, dijo que estaba contento de ver a Sonneborn como candidato. "Yo creo que es genial. Sabes, alguien que quiera escalar. Usted no tiene que conducir un vehículo para ser gobernador, así que él no tiene que preocuparse de eso", dijo Scott. "Cada vez que nuestra juventud sube y lo desea, es civismo; creo que es una gran experiencia", concluyó.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario