viernes, 13 de octubre de 2017

Curación por Medio de la Fe

Predicador evangélico realizando una "sanación por fe".

La creencia de que las enfermedades y deformaciones pueden ser curadas milagrosamente a través de efectos sobrenaturales se encuentra en muchas partes del mundo. Incluso es común en algunas sociedades avanzadas donde los tratamientos médicos modernos están disponibles. Desafortunadamente, las prácticas médicas modernas todavía no pueden curar muchas condiciones, y las personas a veces se vuelven tan desesperadas que recurren a tratamientos no convencionales como la curación por la fe. Se utiliza con mayor frecuencia en intentos de tratar afecciones como el cáncer, la artritis, la parálisis y la tuberculosis. También se ha utilizado tradicionalmente para curar ceguera, sordera, trastornos mentales, cojera y lepra.

La sanación por la fe también se llama curación divina. Los intentos de utilizarla como un método de tratamiento probablemente se originó en la prehistoria, y muchos antiguos creían en su eficacia. Según la Biblia, Jesús podía curar a la gente casi instantáneamente con solo decir unas palabras. San Pablo también realizó curas milagrosas. En su primera carta a los Corintios, escribió que la capacidad de sanar es uno de los dones especiales del Espíritu Santo, y que ciertas personas pueden poseer este don en un grado muy alto. La mayoría de los curanderos cristianos modernos atribuyen sus supuestas capacidades al poder del Espíritu Santo.

Algunos curanderos por la fe modernos en los Estados Unidos afirman haber sanado a cientos de personas. Algunos incluso han realizado curas aparentes en la televisión en vivo. Pero hay muchos escépticos que dudan de que cualquiera de estas curas fueran genuinas. En realidad, algunas curaciones aparentes podrían haber sido provocadas por el efecto placebo o por la remisión espontánea, porque el cuerpo humano es a veces capaz de curarse naturalmente. Pero hay evidencia de que muchas personas afirman que las curaciones son fraudulentas. También ha habido informes de que algunos curanderos televangélicos se han vuelto muy ricos gracias a las contribuciones enviadas por sus espectadores.

Los miembros de algunos grupos religiosos tienen una creencia tan fuerte en la curación por la fe que se oponen al uso de técnicas médicas modernas, y se niegan a ver a los médicos o acudir a los hospitales. Algunas personas incluso han sido acusadas de crímenes después de que sus hijos murieran de enfermedades o condiciones que podrían haber sido tratadas con éxito por métodos modernos. Pero los fiscales en estos casos han tenido dificultades para obtener condenas, porque los acusados usan a menudo las garantías legales de la libertad religiosa como parte de su defensa.

Manera típica en que un pastor evangélico realiza una curación.

(Traducción de Baneste, del libro electrónico Weird Beliefs, del autor Barry Wilson).

NOTA: Las imágenes que aparecen en esta nota han sido tomadas de internet y han sido modificadas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario