miércoles, 9 de agosto de 2017

Caminar Sobre Fuego



Imagen tomada de internet.
Las descripciones más antiguas que sobreviven del caminar sobre fuego fueron escritas hace aproximadamente 3,000 años; pero la práctica se originó probablemente en épocas prehistóricas. La actividad puede servir varios propósitos, incluyendo iniciaciones, pruebas de fe, pruebas para determinar culpabilidad o inocencia, y demostraciones de santidad. En algunas culturas existe la creencia de que el fuego no puede dañar a nadie que es santo y puro. Otra creencia común es que Dios o alguna fuerza sobrenatural protegerá a cualquiera que tenga fe verdadera.

India, Pakistán, Malasia, Japón, Grecia, Bulgaria y algunas partes de África siguen siendo los lugares donde se practica el caminar sobre fuego. En su forma más común, una persona camina descalza sobre una capa de brasas calientes que se extienden por el suelo, generalmente en una fosa o zanja. La actividad es a menudo parte de un festival religioso. En un festival, que se celebra anualmente en ciertas zonas del norte de Grecia, los cristianos locales llevan iconos de San Constantino y Santa Helena a una gran fogata. Después de que llegan, bailan alrededor del fuego en un círculo, y entonces varios individuos caminan a través de las brasas calientes bajo protección de los santos.

La mayoría de los caminantes sobre fuego más experimentados pueden atravesar las brasas sin ser quemados. Pero a veces la gente se quema, a menudo seriamente. Ha habido varios estudios científicos de por qué algunas personas se queman y otras no. Una explicación es que las brasas brillantes no son tan calientes como las llamas, y las personas que mueven sus pies rápidamente no permanecen en contacto con las brasas el tiempo suficiente para quemarse. Esto sugiere que el éxito de caminar sobre fuego requiere habilidad y experiencia, tanto en la preparación de las brasas como en aprender a caminar a través de ellas. Otros posibles factores incluyen el uso de narcóticos, aplicación de productos químicos o lociones en las plantas de los pies, e inducción de trances.

(Traducido por Baneste, del libro Weird Beliefs, del autor Barry Wilson).

Nota del Traductor: Al leer esta breve elaboración, se puede claramente observar que el autor escribe desde la perspectiva de una persona creyente.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario