lunes, 24 de octubre de 2016

Uso de la Raya en Español




La raya, también conocida como guion largo, es uno de los signos ortográficos del idioma español cuyo uso ha ido desapareciendo de las elaboraciones de muchos escritores contemporáneos que favorecen la conveniencia al esfuerzo por presentar de mejor manera los materiales escritos. Esto se debe a que en las computadoras de escritorio, portátiles y de bolsillo, el teclado es el correspondiente al idioma inglés, el cual no contiene este signo, y aunque puede generarse utilizando alguna combinación de teclas, muchas personas no se esfuerzan por lograrlo, prefiriendo utilizar el guion corto o el signo de la resta.

La raya o guion largo (—) es un signo de ortografía que está formado por un trazo horizontal de mayor longitud que el guion corriente. Este signo se usa en español para indicar aclaraciones o comentarios en un texto. En este caso, la raya debe indicarse tanto al principio como al final del inciso, separado del exterior del comentario por un espacio, pero pegado al texto del comentario. Este uso coincide con la coma y con el paréntesis, si bien se diferencia en el grado de relación entre la aclaración y el texto, siendo mayor en el caso de la coma y menor en el del paréntesis. Igualmente el uso de la raya al final de una oración no exime del uso del punto o de otros signos de puntuación. También se usa para señalar un comentario en el interior de un paréntesis o en una cita entre comillas.

En una frase —un inciso con rayas— se escribe así (incluso dentro de paréntesis —como este—).

Pero el uso más importante de la raya es para señalar las diferentes intervenciones de los personajes en texto dialogado en el que no se indican los personajes:

    —Hola, ¿qué tal?
    —Bien, ¿y tú?

En un texto dialogado también se usa para señalar comentarios del narrador. En este caso si el comentario del narrador no es seguido inmediatamente por la intervención de ese mismo personaje no ha de colocarse una raya al final. Si el discurso hablado continúa tras la acotación, el signo de puntuación correspondiente se debe escribir tras la raya de cierre del comentario, ya sea un signo de puntuación perteneciente al diálogo o un punto del inciso del narrador. Si el comentario se introduce con un verbo de habla, éste comienza por minúscula; en cualquier otro caso, la intervención del personaje ha de terminar en punto y el comentario ha de comenzar por mayúscula.

    —Si quieres puedes venir —dijo sonriendo.

    —Bueno —dijo apoyándose en la puerta—, si no te molesta...
    —¡Claro que no! —La tomó de la mano y tiró de ella—. Tú nunca molestas.
    —¡Cada día está todo más caro! —gritó, tratando de poner los ojos en blanco—. Y esta papaya, ¿cuánto vale?
   
En el sistema Windows, la raya se introduce usando la combinación simultánea de las teclas Alt+0151.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario