lunes, 10 de octubre de 2016

La Celebración del Día 12 de Octubre


Por Baneste

Imagen tomada del libro Christopher Columbus and The New World of his Discovery, de Filson Young.
Han transcurrido más de 500 años desde que el navegante europeo, de origen italiano, Cristóbal Colón, inesperadamente se encontró —en su búsqueda de una ruta alterna a la India— con un continente desconocido, la mañana del viernes 12 de octubre de 1492. Un suceso no planeado, ni siquiera soñado, por la imaginación del navegante genovés, le ha conferido desde entonces un pedestal inmerecido en la historia escrita por los exaltadores de un heroísmo mal concebido, en la que subyace, casi imperceptible, una elegíaca aclamación de una supuesta supremacía racial. Pero el tiempo se ha encargado de ir poniendo al descubierto los verdaderos motivos, las reales circunstancias, y la personalidad verdadera de quien los europeos colonialistas, y particularmente los españoles, consideran un gran símbolo de su espíritu expansionista y carácter subyugador y opresivo.

Desde inicios del siglo XX, a partir de 1913 para ser exacto, ha habido muchísimos desfiles, incontables discursos y numerosas estatuas conmemorando a Cristóbal Colón, junto a lo cual se ha venido desarrollando un replanteamiento crítico de su vida y su legado. Este replanteamiento ha provocado que la celebración del 12 de octubre haya cambiado de nombre y hasta de motivo en la mayoría de países, aunque en algunos la nueva denominación todavía rememora la supuesta supremacía ibérica. Y no pudo ser nadie más que un español quien se inventó la celebración de ese día nefasto para los pueblos aborígenes que poblaban el continente americano antes de la llegada de los ibéricos. La denominación fue creada en 1913 por el ex ministro español Faustino Rodríguez-San Pedro, como Presidente de la Unión Ibero-Americana, quien pensó en una celebración que "uniese" a España y lo que ellos llaman Iberoamérica, escogiendo el día 12 de octubre, habiéndose celebrado por primera vez en 1914 como "Fiesta de la Raza", y pasándose a llamar "Día de la Raza" desde 1915. Y a partir de entonces, esta celebración absurda como muchas otras, ha cambiado de nombre en varios lugares, incluyendo El Salvador, en donde actualmente se le llama "Día de la Hispanidad", siempre resaltando el elemento españolizante de la celebración; aunque en algunos países como Nicaragua, en donde se conoce como "Día de la Resistencia Indígena", lo que se pretende celebrar es el único aspecto memorable del histórico suceso, ya que ninguna raza celebra genocidios. Desde la década de 1970, la vida y el legado de Cristóbal Colón han sido examinados más críticamente por académicos y  público en general, y los sentimientos encontrados ahora asociados con el día así lo reflejan. Según el historiador Mateo Dennis, en un periodo de 50 años, a partir de 1492, las Antillas Mayores y las Bahamas vieron su población reducida, de un estimado de millones de personas, a alrededor de 500; una estadística extremadamente impactante.

Curiosamente, el "descubrimiento" de América también se celebra en Estados Unidos, un país anglosajón que por lo general solamente conmemora héroes anglosajones; llamándosele a esta celebración "Columbus Day" ("Día de Cristóbal Colón"). Y los impulsores de esta festividad no fueron los integrantes de la mayoría de descendientes ingleses, ni minorías ibéricas, ni mucho menos los abatidos pueblos aborígenes. Fue la comunidad italiana, que con la implantación de esta celebración buscaba sacudirse la discriminación religiosa y étnica de que era objeto por parte de la mayoritaria comunidad anglo, que consideraba a la gente italiana inferior en la época de principios del siglo XVIII.

Hasta mediados de la década de 1700, Cristóbal Colón no era muy conocido entre la mayoría de estadounidenses. Esto comenzó a cambiar a finales de 1700, después de que Estados Unidos se independizara de Gran Bretaña. El nombre "Columbia" se convirtió en un sinónimo de los Estados Unidos, siendo el nombre que pasó a ser utilizado para identificar diversos hitos de la nación recién establecida, tales como el Distrito de Columbia, la Universidad de Columbia y el río Columbia. La primera conmemoración oficial en Estados Unidos del viaje de Colón se produjo en 1892, cuando el entonces presidente Benjamín Harrison se convirtió en el primer mandatario en convocar una celebración nacional del "Día de la Raza", en honor a los 400 años del "descubrimiento" de América. Pero fue hasta 1934 que se convirtió en fiesta federal, durante la administración de Franklin Roosevelt, y en 1970 el Congreso declaró que a partir de entonces, sería el segundo lunes de octubre.


Ahora muchas personas entienden ampliamente que Colón era un saqueador y asesino, cuyas expediciones condujeron a la esclavitud, la masacre, la explotación sexual y la eventual aniquilación de la población taína; y que sus ataques iniciales contra los arahuacos y lucayos, junto al robo de sus tierras, fueron la base para el mayor genocidio que registra la memoria humana.

Al resaltar el legado de Cristóbal Colón como algo digno de admirar o históricamente correcto, y negando de esa manera los verdaderos legados y la historia de los pueblos indígenas, los grupos dominantes promueven una cultura para borrar la memoria. Los defensores de la conquista han continuado borrando a los pueblos originarios de la historia de este continente, con el fin de mantener una mitología que representa a los primeros colonos como individuos valientes y emprendedores, que establecieron una nueva frontera en la búsqueda de la libertad. Esta representación ficticia de la colonización es racista, y totalmente falsa, y sin embargo, se perpetúa continuamente con el fin de mantener el poder estructural de la supremacía blanca.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario