jueves, 22 de septiembre de 2016

Significado de los Nombre de los Meses y los Días

Por Baneste

Los nombres de los meses y los días son modernizaciones de las formas antiguas que usaron los romanos para identificarlos. De modo que enero, fue llamado así en honor de Jano (Janus o Ianus, en latín), una deidad que presidía el principio de todo y que se celebraba el primer día de ese mes, que en idioma español evolucionó del latín Ianuarius a Janeiro, y más tarde a Janero, y de ahí derivó a enero.

El mes de febrero deriva su nombre de la palabra latina “febre”, que significa purificar, debido a una celebración tradicional de purificación en la antigua Roma que tenía lugar en ese mes. Marzo deriva del latín Martius, que era el primer mes del calendario original romano, y Martius a su vez procede de Mars, el nombre en latín de Marte, el dios romano de la guerra.

El nombre del mes de abril, proviene también del idioma latín, de la palabra aperio, que significa abrir, en referencia a que en este mes brotan los capullos. Mayo, debe su título a Maia, la madre de Mercurio, a quien se ofrecían sacrificios en el primer día de este mes que los romanos llamaban Maius.

En cuanto a junio, se deriva de Juno (diosa romana equivalente a la deidad griega Hera), patrona del matrimonio y reina de los dioses, hija de Saturno y Ops, hermana y esposa de Júpiter, con el que tuvo dos hijos, Marte y Vulcano, y una hija, llamada Lucina. Julio, es el nombre dado a este mes por Marco Antonio en honor de Julio César, quien nació el día 13 del mismo. De igual manera, agosto fue nombrado por Octavio Augusto en homenaje a su propia persona, ya que en este mes se celebraban importantes victorias, incluyendo la sujeción de Egipto y el fin de las guerras civiles; mientras que septiembre, octubre, noviembre y diciembre, literalmente expresan séptimo, octavo, noveno y décimo mes del antiguo calendario romano que únicamente contenía diez meses, contados a partir de marzo, con que  iniciaba el año, previo a la adición de enero y febrero por Numa Pompilio en el año 713 A.E.C.

Se sabe que los astrónomos egipcios fueron probablemente los primeros en distinguir los días por nombres al identificarlos después del sol, la luna y los cinco planetas conocidos para ellos, es decir, Marte, Mercurio, Júpiter, Venus y Saturno. Los antiguos romanos siguieron esta lógica, pero con el transcurso del tiempo se produjeron algunos cambios con la implementación del calendario gregoriano que se usa en gran parte del mundo. De modo que en la actualidad tenemos los siguientes: domingo,  que proviene del latín dies Dominicus (“día del Señor”), debido a la celebración cristiana de la resurrección de Jesús, aunque originalmente era el día en que se adoraba al sol en la época del imperio romano, habiendo sido su nombre en lenguaje latino dies Solis; lunes, el día de la luna, procedente del latín lunae; martes deriva del latín Martis dies, “día de Marte”, el dios de la guerra; miércoles corresponde al latín Mercurii dies, o “día de Mercurio”; jueves, del latín Jovis dies, que significa “día de Júpiter”; viernes, que proviene también del latín Veneris dies, “día de Venus”; y el sábado, que proviene del latín bíblico sabbătum, éste del griego sábbaton, y éste a su vez del hebreo shabat, significando “día de reposo”, aunque en el calendario romano era el día de Saturno, uno de los planetas del sistema solar, y nombre con el que se designaba al equivalente romano del dios griego Cronos.




No hay comentarios.:

Publicar un comentario