domingo, 18 de septiembre de 2016

Repelentes Caseros Contra Mosquitos

Por Baneste

Ahora que de súbito muchas personas en diversas partes del mundo están enfrentadas a una supuesta proliferación del mosquito transmisor del virus del zika, no está de más conocer una fórmula para producir nuestro propio repelente contra los insectos, y evitar comprar los que se producen comercialmente con el fin de ahorrar y, a la vez, eludir el consumo de químicos nocivos que se encuentran en esos productos.

Botella rociadora



Primera Fórmula de repelente contra mosquitos

Ingredientes:
     1 taza de aceite de soya
     1 onza de cera de abejas
     2/3 de una botella pequeña de aceite de citronela

Direcciones:
     Mezclar los ingredientes en un contenedor, depositarla la mezcla en una botella y frotar el       líquido en el cuerpo.

De acuerdo con la persona promotora de esta fórmula, “el aceite de soya es tan efectivo como el conocido compuesto químico DEET contra los mosquitos. Funciona bien. Al menos tan bien como los que venden en los supermercados y es mucho más barato y no es tóxico.”

Segunda Fórmula de repelente contra mosquitos

Ingredientes:
     Aceite de eucalipto limón.
     Aceite de girasol.

Direcciones:
     Mezclar 1 parte de aceite de eucalipto limón por cada 10 partes de aceite de girasol.
     Frotar o rociar sobre la piel.

Tercera Fórmula de repelente contra mosquitos

Ingredientes:
     15 gotas de aceite esencial de lavanda.
     3-4 cucharadas de extracto de vainilla.
     3-4 cucharadas de jugo de limón.
     Agua destilada.

Direcciones:
     Verter los 3 primeros ingredientes en una botella rociadora de 8 onzas.
     Completar de llenar la botella con agua destilada.
     Agitar para combinar los ingredientes.
     Rociar sobre la piel o la ropa.

* ¿Qué es DEET?

La N,N-Dietil-meta-toluamida, mejor conocida como DEET, es el ingrediente más común en la producción de los repelentes contra insectos, y se utiliza aplicándolo sobre la piel o la ropa para evitar las picaduras de artrópodos, siendo particularmente usado contra las picaduras de garrapatas y mosquitos.

El DEET fue inicialmente desarrollado por el ejército estadounidense para solucionar los problemas que tuvieron sus soldados en la jungla durante la Segunda Guerra Mundial. Aunque lo usaron desde 1946, no fue hasta 1957 cuando su uso se extendió a la población civil. Inicialmente fue pensado como un pesticida agrícola, pero fue especialmente útil durante la Guerra de Vietnam.

Los fabricantes de este producto siempre advierten que no se debe aplicar sobre la piel si hay alguna herida. Además, el DEET puede irritar la piel y en algunas personas se han visto reacciones muy exageradas. En personas que han estado expuestas de modo muy prolongado al DEET se ha visto un aumento de casos de insomnio, y por precaución, se suele recomendar evitar su uso en niños menores de dos años.

Referencias:

"Ointments", Center for Children in Need.
Survival at Home (http://survivalathome.com)
Wikipedia.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario