martes, 13 de septiembre de 2016

La Piedra Negra de La Meca

Ilustración de la Piedra Negra, por William Muir.

De acuerdo con las tradiciones islámicas, la Piedra Negra de La Meca cayó directamente del cielo hace miles de años. Las tradiciones también establecen que la piedra tiene el poder para limpiar a una persona de sus pecados absorbiéndolos en sí misma. De hecho, algunos musulmanes creen que la piedra fue originalmente de un color blanco puro, pero gradualmente se ha ennegrecido a causa de todos los pecados que ha absorbido desde que cayó.

La piedra es más o menos de forma ovalada con un espesor medio de aproximadamente 10
pulgadas (25 centímetros). Es probable que sea un meteorito, un remanente de lava volcánica, un trozo de ágata, o un fragmento de vidrio creado por el impacto de un meteorito. Fue dividida en una serie de piezas en algún momento en el pasado, tal vez accidentalmente, o posiblemente durante un intento de destruirla. Lo que sobrevive ahora es un conjunto de piezas que se mantienen unidas por un marco externo. Este conjunto está integrado en una esquina de una estructura antigua llamada la Kaaba, que se encuentra en el patio de la Mezquita Sagrada de La Meca.

La superficie expuesta de la piedra ha sido pulida por las manos de millones de peregrinos musulmanes, que tratan de tocarla, o incluso besarla, durante sus visitas a La Meca. Todos los musulmanes esperan hacer al menos una peregrinación a la ciudad, y durante una visita se supone que deben caminar alrededor de la Kaaba siete veces y tocar o besar la piedra cada vez que pasan por ella. Pero por lo general la multitud alrededor de la Kaaba es tan densa que la mayoría de los peregrinos no pueden acercarse a la piedra, y tienen que quedar satisfechos con simplemente señalar hacia ella.

De acuerdo con las tradiciones sobre la piedra, cayó del cielo para mostrar a Adán y Eva, quienes habían abandonado el Jardín del Edén, el sitio donde debían construir un altar. La ubicación de este altar se sumergió durante el diluvio de Noé, pero la piedra se mantuvo en el sitio original y fue finalmente encontrado por el patriarca hebreo Abrahán durante un viaje a Arabia. Después que encontró la piedra, Abrahán le dijo a su hijo Ismael que construyera un templo en el lugar, y ese templo fue la Kaaba original. Más tarde, cuando la estructura fue remodelada, la piedra fue incrustada en una de sus esquinas. Algunas personas creen que la piedra tenía originalmente un color blanco brillante, pero que se ha hecho negra por los pecados que ha absorbido.

Los creyentes musulmanes consideran que la Kaaba es el centro espiritual del mundo islámico, y siempre se inclinan en su dirección cuando rezan. Junto a la Mezquita Sagrada de La Meca, es visitada anualmente por más peregrinos que cualquier otro sitio religioso en el mundo.
Esta fotografía muestra una multitud de peregrinos musulmanes circuncindando alrededor de la Kaaba, al interior de la mezquita sagrada de La Meca. Debido a que la multitud es usualmente muy densa, la mayoría de peregrinos no pueden aproximarse lo suficiente a la estructura para tocar la Piedra Negra.

(Traducido por Baneste, del libro Weird Beliefs, del autor Barry Wilson).

No hay comentarios.:

Publicar un comentario