martes, 23 de junio de 2015


A TU SENCILLEZ.

Un poema para recordar a Gina y a todas esas madres jóvenes que entregaron no solo lo mejor de sí, sino que la vida misma por el ideal de construir un mundo mejor para la sociedad salvadoreña. 
Estos dias por las cosas de la vida, tuve contacto con un viejo conocido y amigo con quien compartimos tiempo trabajando en el periodo difícil de la readaptación a la vida civil después de la guerra.  Han pasado 24 años desde ese entonces…, en la escueta comunicación electrónica que hemos tenido, me hizo llegar un poema muy sentido dedicado a Gina, a quien conocí de cerca al ser parte del equipo que construyo las Brigadas medicas en el oriente del país, trabajamos juntos por casi un año hasta su caída heroica defendiendo sola una línea de fuego y una cantidad de pertrechos que pertenecían a sus compañeros.
 Georgina Cantizano “Gina”, una estudiante de medicina de la UES que cayó en combate desigual en la haciéndalas Marías del  cerro de Conchagua en marzo de 1981.  Ella es protagonista de la fase de construcción de las estructuras de las Brigadas Médicas del Norte y Suroriente del país, previo e inicio a la guerra civil.( http://baneste.blogspot.com.au/search?q=Gina

A TU SENCILLEZ.
 (Manuel Beza, 23 de enero de 1981)
A quién pertenezcan dos limpias y suaves manos,
Que nunca se endurecieron en las usuales protestas,
A quien pertenezca el amor al mirar y una dulce existencia en ciernes,
A quien corresponda el sacrificio del desapego materno en el período más tierno de la vida,
Por abrazar le esperanza y el futuro de niñeces y generaciones libres  
Quién aparte de ti que cerraste tu siniestra al opresor y abriste tu diestra a tu pueblo,
Renunciando a tu afelpado pasado…….
Quién si no tú, que mil heridas te costó saber que por una injusticia,
Una gabacha blanca, además de sangre se enmugrece con aceite de metralla.
Tú, amiga, madre y compañera,…..que viste caer calendarios, compañeros y nuestra paciencia inerte..
Hasta romper nuestras pacíficas creencias …..Desconocer la tristeza y la rabia de no hacer nada.
Y así, con el tiempo, alucinaste a los incrédulos, tomando el fierro ardiente por el mango para tatuar en la piel de los cobardes, la vergüenza de su fingida imposibilidad; y a los egoístas, la putrefacta y miserable validez de sus logrados intereses hasta la muerte.
Quien si no tú, cuya imagen destella entre millones de estrellas, al forjar la nueva aurora,
Merece mis más sinceros deseos de felicidad futura……
Y….ahora…….qué si no el amor, la bondad, la valentía y el sacrificio nos ha hecho pensar en ti ……siempre.
A tu recuerdo
A tu tierna mirada color miel
A tu amor maternal y tus llegadas tarde a clases con la “Tite” en tus brazos
A tu risa de niña traviesa y el dominio olímpico de tu cuerpo
A tu vestido celeste y su jardín de seda, grabado en mi última vista antes de partir
A tu ser y a la vida por haberte conocido

Infinitas gracias y esperanzas.

4 comentarios:

  1. Hola, podria poner una foto de ella??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Tratare de conseguir una, hace tanto timpo de eso..., sin embargo contactare a un par de personas para ver si tienen.

      Eliminar
    3. Tratare de conseguir una, hace tanto timpo de eso..., sin embargo contactare a un par de personas para ver si tienen.

      Eliminar