jueves, 2 de abril de 2015

LOS MOTORES DE BÚSQUEDA Y LA INTELIGENCIA



Un reciente estudio muestra cómo el uso de internet exagera la percepción que muchos usuarios tienen de su nivel de inteligencia.

  
Por Esteban Balmore Cruz

El acelerado desarrollo tecnológico de los últimos años ha facilitado la ejecución de tareas de manera impresionante, incluyendo aquellas relacionadas al ámbito intelectual o educativo. Para el sector pedagógico se han creado programas de software concernientes a la preparación de clases, evaluación, exámenes y control de asistencia, y otros aspectos.  Para el alumnado existe software sobre temáticas específicas y variedad de recursos de consulta en internet.  En realidad, cualquier persona que tenga acceso a un aparato conectado a internet (y sepa leer y escribir), tiene a su disposición un riquísimo universo de información al alcance de sus ojos.

Entre los instrumentos que facilitan el acceso a la información en línea se destacan los llamados motores de búsqueda, tales como Yahoo! y Google, siendo este último el de mayor uso a nivel mundial, ya que viene instalado por defecto en la mayoría de navegadores de la red, y del cual se dice que ejecuta más de tres billones de búsquedas al día.[1]

Pero un estudio reciente titulado “En Búsqueda de Explicaciones: Cómo Internet Exagera los Estimados de Conocimiento Interior”, muestra que los motores de búsqueda están exagerando la percepción de la gente sobre su propio conocimiento. Los investigadores condujeron nueve experimentos diferentes cuyo resultado sugiere que quienes aprenden algo en internet sienten que son más inteligentes que aquellos que lo aprenden a través de libros o en clase. Los resultados han sido publicados en el Periódico de Psicología Experimental de la Asociación Psicológica Americana.[2]

Los investigadores expresaron que “buscando en internet por conocimiento explicatorio genera una ilusión por medio de la cual la persona confunde el acceso a la información con el entendimiento personal de dicha información.”  Con la utilización de Imágenes de Resonancia Magnética, los responsables del mencionado estudio también encontraron que la gente que usa internet para descubrir su información considera aún que sus cerebros individuales son más activos.

Los autores del estudio han resaltado que este fenómeno podría contribuir potencialmente al endurecimiento de creencias políticas, ya que las búsquedas en internet incrementan la percepción de que el punto de vista propio es más sólido que el del oponente, como se deduce de uno de los experimentos realizados, en el que se le muestra a un grupo de participantes las respuestas a unas preguntas vía internet; y al otro grupo las respuestas en una hoja de papel impresa con exactamente la misma información. Después de permitirles absorber la información, se le preguntó a los grupos sobre un tópico totalmente diferente.  Pese a que no se le permitió a ningún grupo buscar información en internet, el grupo que previamente había visto su información en línea, consideraron que eran más inteligentes que el otro grupo que leyó sus datos en la hoja de papel impresa.


[1] Wikipedia: http://en.wikipedia.org/wiki/Google_Search.
[2] http://www.apa.org/pubs/journals/releases/xge-0000070.pdf.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario