domingo, 31 de agosto de 2014

La solidaridad Manifiesta para el Necesitado

La solidaridad manifiesta para el necesitado: un accidente automotor y casi decapitado Rudi ex miembro del regional.

Por Fidel A. Romero “Fidel Zarco” 1993

Debido que la mayor parte de militantes urbanos estaban integrados a trabajos de las ONG’s quienes habían construido una relación con los frentes rurales en el sentido de tener información para gestionar proyectos cuya ejecución había sido determinada como complemento del trabajo del END.  También es de recordar que hubo un porcentaje en derivaciones para contribuir al sostenimiento de las estructuras acampadas durante estuvo en el periodo de la guerra civil.  Los que proveníamos de los frentes o zonas rurales, quienes habíamos estado todo ese campeonato prácticamente aislados de las rutinas y el tipo de vida urbana normal, estábamos en proceso de adaptación y no conocíamos lo suficiente para tener una idea completa sobre el funcionamiento de esas organizaciones comunitaria.

Sobre la marcha para los que habíamos logrado un trabajo, íbamos conociendo lo que nos interesaba.  FASTRAS[1] estaba compuesta por una junta directiva como especie de patronato compuesta por directores de otros gremios afines.  Este patronato o colectivo de directores era atendido por alguien de la tradicional Comisión política del PRS.  De esa forma con alguna frecuencia me encontraba con algunos funcionarios partidarios antiguos ex camaradas.  Me daba alguna satisfacción sentir que estaba trabajando valiéndome por mis propios recursos sin deber favores aunque si sentía algún agradecimiento por Pichinte quien con toda fraternidad me ofreció el empleo.

Estando un día en reunión con Amelia en la oficina de su trabajo, puede observar un movimiento inusual en los directivos de FASTRAS y vi a dos de la antigua C.P.  Una de aquellas personas fue Luisa quien al reparar en mi presencia se me acerco para comentar:

-Luisa: tenemos una emergencia Fidel!
Todos en aquella oficina conocían a Luisa pero no todos conocían la relación de trabajo anterior que habíamos mantenido por buen trecho de la guerra, Amelia si sabía de eso.  Por lo cual ella no mostraba la sorpresa o curiosidad del resto.  Entendía que se trataba de algo serio que algún conocido estaba padeciendo por lo cual le comento:
-Fidel: ¿Quién es el que está en emergencia?

-Luisa: Rudi acaba de tener un accidente y dicen que esta grave.  ¿Tú tienes algún amigo médico en San Miguel?

-Fidel: Si, Luisa tengo uno y de mucha confianza.  Si es accidente de carro con seguridad que podría necesitar una evaluación e intervención de urgencia de un cirujano en un hospital.

-Luisa: Crees que puedes arreglar que tu amigo se haga cargo para hacer todo lo necesario para que sea atendido en un hospital privado?, ¿ Me imagino que tendríamos que pagar los costos?

-Fidel: Por supuesto Luisa, este amigo es bien ocupado y su tiempo es valioso por la clientela que tiene.  Yo podría hablarle por teléfono para que arregle condiciones en el hospital privado donde trabaja.  Habría también que avisar a quien traslade al accidentado que lo lleven a ese hospital que lo estarían ya esperando: es el “Hospital Nuestra señora de la Paz”, ahí trabaja mi amigo.
Conversando eso estábamos cuando se acerca Pichinte y dice:

-Pichinte: según dice es grave, hay que moverse rápido.  Alguien debe ir directo a San Miguel para que vea ese jelengue.
-Luisa: Estoy arreglando con Fidel para que un su amigo cirujano prepare condiciones para que tenga la mejor atención al solo llegar.

-Fidel: Yo puedo arreglar ya con él mientras ustedes arreglan que lo lleven al lugar.

-Luisa: me parece bien pero después de eso me gustaría si puedes ir a San Miguel para tener información de primera y luego nos avisas.
-Fidel: Para eso yo no puedo decidir porque tengo un jefe en el trabajo.

-Luisa: no te pongas tan formal, si tu jefe es Victorino y el pertenece a este colectivo de FASTRAS, así es que estamos entre los mismo.  Tu Ulises puedes arreglar un carro para Fidel y se traslade a San Miguel de inmediato?

-Ulises: Es buena idea que se lleve la Nissan Patrol con el motorista.

De inmediato cada quien se puso a hacer la parte que le tocaba en función de ver como apoyar a salir de su emergencia a Rudi.  Con Felipe Rosa no fue difícil arreglar ya que había una total confianza como para tratar lo que fuera en lo relacionado a atención medico hospitalario aunque fuesen pagados los honorarios después.
Fuimos trasladados a San Miguel en cuestión de menos de 3 horas, al llegar a recepción estaba el Dr. Rosa esperando mi llegada para informar sobre el paciente y dijo:

-Dr. Felipe Rosa: Yo no le he puesto mano, pero arreglé con un amigo cirujano que lo atendiera de inmediato.  Hubo una coincidencia de mucha suerte para ese Sr.  Estaba una sala de operación lista para una operación electiva y al llegar tu amigo de inmediato le cedieron el lugar y entro al quirófano directo al llegar, venia prácticamente decapitado, solo las arterias yugulares había respetado ese parabrisas.  Perdió el conocimiento al solo ser acostado en sala, menos mal que todo estaba listo y fue intervenido de inmediato, tiene una traqueotomía para asegurar su ventilación pulmonar sin complicaciones  Ya salió del peligro pero es necesario lo vea un otorrino para el seguimiento, pudiera ser el Dr.  Echegoyen pero habría que trasladarlo a San Salvador.

-Fidel: Bien Felipe, las cosas cuando convienen suceden y hoy no era el día para Rudi pero lo bueno es que cada quien se movió e hizo su parte en forma oportuna.

-Felipe: Vas a entrar a verlo?  En este momento está saliendo del efecto de la anestesia.  Tiene una visita en este momento es la doña del “Más por Menos”, el supermercado.

-Fidel: Le daré una miradita solo para hacerme una idea de cómo fue esa lesión tan rara.
Caminamos hacia la sala de recuperación, en donde estaban pasándole un suero y estaba Miriam Wembley con él sin decir una palabra.  Rudi solo movía los ojos por tener limitado el habla.  Miriam al verme se acerca y dice:

-Miriam: No puede hablar…, Va a perder la voz?

-Felipe: En este momento es mejor que no se esfuerce hablar, lo más importante es que esta fuera de peligro, lo del habla tendrá que ser enseñado ya que esta respirando por el tubo y al principio debe aprender a cómo usarlo para poder hablar.  Será necesario que un otorrinolaringólogo le dé seguimiento para evitar o que trate las secuelas.  La urgencia fue tratada y ha desaparecido el riesgo de muerte, ahora solo es de esperar  su evolución aplicando las medidas generales para estos casos principalmente la higiene, lo esencial es la limpieza, de manera muy especial para tratar de evitar la incrustación de moco seco. Ocasionalmente el orificio[2] tiene tendencia a cerrarse o estrecharse, lo que complica y hace dolorosos los cambios de cánula; este problema ha de ser resuelto con la colaboración del médico o personal de enfermería especializado.


-Miriam: mire compadre[3], vamos a la casa para que hablemos un poco mas y almorzamos.
Ante la explicación técnica médica dada por Felipe, lo más seguro era que Miriam quería tratar el asunto en privado para poder estar más clara del pronóstico de Rudi, debido a que no pudo pronunciar palabras pero observaba mostrando alguna ansiedad.

Nos despedimos de Felipe haciéndole ver que pasara la cuenta de los honorarios por los servicios prestados y tiempo invertido para luego irnos a  la casa de Miriam a tener un apetitoso almuerzo.  El tema fue Ridi y su recuperación que podría ser larga por los ejercicios de fisioterapia que con seguridad y disciplina seguiría.  Miriam tenia mas información del accidente en el carro, dijo que el parabrisas del carro le había cortado parte de la garganta, pero que no sabía cómo era que había llegado consciente, que lo más seguro era que el sangra miento era interno para que se hubiese desmayado al solo entrar.  También fue aclarado un poco sobre lo que Felipe explicó en presencia de Rudi.  En síntesis era que estaba vivo fuera de peligro y que debía tener sumo cuidados higiénicos en la recuperación más aprender a usar la cánula para poder hablar un poco.

De regreso a San Salvador iba pensando sobre todo lo sucedido ese día en torno a Rudi, quien realmente tuvo el apoyo oportuno para salir de ese accidente; no pude evitar pensar en la pequeña discusión que tuvimos en la cancha de futbol de Perquin donde me informaba la decisión del Regional de limitar mis movimientos en Morazán y que evitara cruzar al norte del Rio Torola.  Ahora ese mismo regional necesitó de mi apoyo por mis conocimientos y contactos en el área médica, lo cual facilitó y aceleró en forma oportuna su atención.  También no pude evitar en pensar que hubiese pasado si otro compañero de base hubiese sido el del accidente? …Y la respuesta a esa interrogante no era optimista.

Un par de días más tarde en mi trabajo de discusión y elaboración de proyectos comunitarios en salud que realizaba con La Dra.  Amelia Medrano en la oficina de FASTRAS, me encontré nuevamente con Luisa, quien con alguna sorpresa me dijo:

-Luisa: Fijate Fidel que tu amigo, el muchacho que nos apoyo con lo de Rudi, nos ha enviado la cuenta de sus honorarios y nosotros no tenemos el dinero para cancelárselo.

-Fidel: Así es Luisa, tu digites que buscara a alguien que resolviera incluyendo honorarios por los servicios…, yo le aclaré al Dr. Felipe Rosa que pasara la cuenta ya que su tiempo es ocupado a la clientela privada que dejó sin atención para resolver la emergencia de Rudi.  Tu no me digites que buscara a un colaborador.  La vida civil es así, la gente depende de su salario producto de su trabajo…, y Felipe Rosa tiene un trabajo como todas las personas aunque sea de Medico.  De donde saldrá el dinero para pagarle es asunto de ustedes.

-Luisa: Aso es Fidel, veremos que pita jalamos pero hay que pagarle.
Semanas o meses después tuve una pequeña conversación con Rudi en San Salvador cuando visitaba al Dr. Echegoyen para sus controles y me dijo:


-Rudi: Fíjate Fidel que me salve por los conocimientos que obtuve cuando tu me distes un curso de brigadistas en La Guacamaya en 1980.  Tú no te acuerdas de mí pero yo si me acuerdo de lo que nos digites en cuanto a cómo tratar de parar el sangra miento, que eso salva de la muerte.  Me sostuve la cabeza presionando hacia adelante pegando la quijada en el pecho, disminuyó el sangra miento y pude respirar porque tenía el carrizo del aire cortado también y me fijé que cuando puse la quijada pegado al pecho paso el aire y disminuyó la chorriazon de sangre.

-Fidel: Si, Rudi, eso te salvó, el primer auxilio que tú mismo te aplicaste.  Me alegra que hayas recuperado aunque sea un poco lento tu habla.  Lo que está demostrado es que el ser humano en agonía…, se rebusca para prolongar la vida y tu cerebro se rebuscó para sacar el conocimiento escondido que no aplicaste en la guerra pero si lo aplicaste en ti mismo…, Interesante, pero todo bien solo es cuestión que le hagas caso al Dr. Echegoyen.





[1] Una ONG cuyas siglas quiere decir: Fundación para la autogestión y Solidaridad de los Trabajadores Salvadoreños.
[2]  Al orificio que se practica en la traque se llama estoma, es donde se incrusta una canula para el paso del aire a los pulmones.
[3] En El Salvador es costumbre llamar compadre a los padres de los ahijados.  Ella fue la persona que no asistió a la ceremonia cuando fue el primer intento de bautizar a Karla en la iglesia de Perquin.  A Karla la bautizamos en San Salvador y Miguel Ventura con Evelyn fueron sus padrinos.


2 comentarios:

  1. Bueno Fidel yo estuve allí en el hospital, yo estaba en san Miguel y me dijeron que Rudy estaba hospitalizado no recuerdo el nombre del hospital, uno de los problemas fue la seguridad de Rudy se tuvieron problemas por el personal, yo pase dos días con sus noches y armado, quiero comentarte que en una de esas noches quizás como a las 2100 o 2200 horas, vi por la ventana de la segunda planta, aclarar que rudy estaba en una habitación de la segunda planta, pero continuando, cuando llego un pic uk de la FF AA con 4 personas y subieron conducidas por una doctora y llegaron hasta la puerta de la habitación y observaron por la ventana de vidrio de la puerta al paciente se retiraron a hablar con esa doctora y se fueron todo eso duro como unos 30 minutos que me parecieron bastante largos, a to esto te preguntaras que demonios hice yo, serca de la pared tenían unas macetas con unos arbolitos bien bonitos y frondosos de ramitas y algo grandes allí me cubrí, no me vieron, yo pensé que intentarían pero no.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien, tu tienes otras partes de esta historia, yo solo narro lo que conosco y me consta. Seria interesante completarla con lo que otras personas conoces. Estuve en el lugar en el momento del posoperatorio. El estuvo en el Hospital pribado nuestra sra de la Paz, donde trabaja el amigo que nos apoyo para toda la logistica que estuviera lista para cuando llegara. Si nos conocemos dame mas pistas, saludos

      Eliminar