sábado, 2 de agosto de 2014

Campamento de La Cruz- Jucucuarán

Alguna friccion en la unidad entre el ERP y la FAL

Por Fidel A. Romero "Fidel Zarco"

Habíamos sido instalados en el cantón La Cruz, y por primera vez el campamento de LA FAL se había separado de nosotros, su campamento había sido prácticamente la sombra nuestra siempre adjunto al puesto de mando en todo el tiempo anterior.  Varias razones podían estar a la base de aquella separación:  comunicación menos fluida con el colectivo de conducción recién fundado en el Sur que podría ser considerado por ellos de bajo perfil o de diferente nivel, incluyendo la disminución considerable en cantidad de nuestros combatientes por la concentración en el Norte de Morazán desde la campañ comandante Gonzalo en Junio de 1982.  Dicha concentracion fué aumentado cada vez hasta juramentar la Vrigada Rafael Arce Zablah, La BRAZ; ellos habían mejorado el conocimiento del área y por lo tanto podían tener mayor confianza en moverse o maniobrar en caso operativo.  Las fiestas unitarias que ellos organizaban habían prácticamente desaparecido y un incidente vino a poner tensa aquellas relaciones:  por espacio de unas tres semanas habían dos desertores de nuestras filas quienes luego aparecieron acampados con ellos.

En el colectivo fue discutido el problema, decidiendo ir a plantearlo a ellos y buscar una solución.  Se decidió que fueranos dos miembros del colectivo acompañados por una escuadra de 10 personas, plantear que todo debería ser transparente entre nosotros sin promover la deformación de los combatientes de base, todos eran libres de decidir donde dar su aporte pero era necesario seguir los canales correspondientes.  Entre nuestros miembros siempre era muy comentado las comilonas y los suministros más abundantes que ellos tenían, a lo que nosotros respondíamos: la deformación se origina de la abundancia material, tenemos lo necesario para funcionar con mística.

Llegamos al campamento de ellos con todo formalismo y seriedad del caso, Chamba se lució en las órdenes y giros dados a la escuadra para que descansaran mientras nosotros tratábamos el caso con ellos.  Todos los miembros de la estructura del campamento observaban sin ocultar la admiración por la disciplina mostrada por nuestra gente.  Fuimos recibidos con mucha cortesía como si nos habían invitado a tomar el café con pan en la media tarde, ellos eran cinco en aquella reunión y solo recuerdo el nombre del Capitán Walter por haber pertenecido a la directiva de AGEUS en mis años de universitario, por supuesto que el no me conocía.  Chamba me presentó como miembro del colectivo de conducción con la responsabilidad política del frente Sur.

Mientras saboreábamos el café con pan escuchábamos todo el planteamiento unitario que ellos siempre promovían hasta que Chamba les interrumpe diciendo:

-Mira Walter, disculpa que te interrumpa pero nosotros venimos a tratar un solo punto: las dos deserciones tenidas recientemente y que han aparecido enrolados con ustedes.
-Bien, es un buen punto que debe ser aclarado, los compañeros se han enrolado con nosotros y eso es bueno porque no se han ido con el enemigo, las armas se las vamos a devolver pero ellos se niegan a regresar.  Tenemos conocimiento que estos casos se dan en todos lados donde hay campamentos de diferentes organizaciones, lo importante a rescatar es que se conservan en las mismas filas aunque en diferente organización.

Observo la habilidad del planteamiento al cual era necesario responder para dejar por sentado nuestra postura en evitar la deformación o el comodísimo en nuestras filas, pido la palabra para decir:
-Este caso en particular ha sido discutido en nuestro colectivo y traemos una postura que no es negociable, es evidente que ustedes tienen menos suministros de personas arma que nosotros, eso es público, pero en 18 meses que habíamos convivido pegados en los campamentos, no habían habido repercusiones; sin embargo, ahora en términos de un mes y estando en campamentos separados se han desertado dos de nuestras filas para incorporarse con ustedes con todo y arma.  Esto debe ser tratado para pararlo, no debe continuar.

-Permíteme Fidel, ¡pero ellos no se han ido con el enemigo!
-Eso lo sabemos perfectamente Walter, el problema no son esos dos compañeros porque lo siguen siendo, el problema es la repercusión en nuestras filas si no paramos eso.  Ustedes son libres de reclutar en los caseríos, para eso la zona es amplia; sin embargo, este último muchacho ha llegado a ustedes evadiendo una sanción por una falta cometida, y aquí esta lo innegociable de nuestra postura: lo vamos a llevar a que cumpla con la sanción y luego lo dejaremos a libre opción si quiere regresar con ustedes.  Si eso no es tratado así, entonces tendremos crecimiento de indisciplina promoviendo un cambio[1] de letras, generando desorden y confusión.

-Lo que dice Fidel es la postura nuestra Walter, agrega Chamba, y como no tenemos mucho tiempo te sugiero que traigas al compa, nos entregues los dos fusiles y quedaría pendiente si el regresa con ustedes.

-¿Qué nos garantiza que solo será la sanción la que cumpla, y si ustedes…?
-Nosotros nada tenemos que ocultar, si le tocara ajusticiamiento, lo diríamos sin rodeos, respondió Chamba de inmediato.

Así fue resuelto aquel incidente unitario, las estructuras fueron informadas de ello, no hubo más deserciones de campamento, el compa cumplió una semana de sanción y luego se le dio la opción de regresarse a lo cual respondió:
-Yo pertenezco al ERP y aquí me quedo, ya cumplí mi sanción y hoy estoy más claro que antes.




[1] Cambio de organización ERP para la FAL.

2 comentarios:

  1. bueno yo estuve ahi en esa epoca y es verdad loque a qui se dice perolas FAL, NOS MOVIMOS DE JUCUARAN HACIA EL VOLCAN DE CONCHAGUA EN ESA MISMA FECHA TODAVIA LO RECUERDO Y POR SI ALGUN COMPANERO QUISIERA ESCRIVIRME MI SEUDONIMO ERA manolo, y tenia casi 17 anos en aquella epoca ,aun hay tantas historias por contar????

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Manolo! que bueno que hayan personas que verifiquen los escritos de la memoria del camino. Me suena tu pseudonimo, tuve un gran amigo en esa epoca quien pertenecia a la FAL, estaba recien llegdo al Jicaro y su apellido era Climaco. Un muchacho que llegó del exterior y que estudiaba medicina creo que en ese entonces en la URSS. Tiempecito despues me di cuenta que cayó y a una ciolumna de uds le pudieron su nombre.

      Mi tiempo en el sur duró exactamente dos años, luego fui trasladado al norte exactamente un 31 de Dic. de 1982 en el comboy donde se trasladaba la logistica de la BRAZ que se fundaria en los meses siguientes en M<orazan. Saludos.

      Eliminar