lunes, 10 de marzo de 2014

DRAMA MODERNO, IN SITU: SALVADOR JUAREZ


Nota de envío. Viernes 28 de febrero de 2014: A propósito de la “ingenuidad perversa” que se manifestó en un programa de analistas y politólogos en tv. Esta “ingenuidad perversa” es otra exótica aleación en el lenguaje duro blandito en que se conforma, entre otros, la derecha popular democrática, el centro de derecha humanístico-pastoral, la Sociedad Anónima Revolucionaria de C.V. etc.; que ahora está llamando [¿en nombre de quién, y a quiénes?] “a reconocer a la
BURGUESÍA como la nueva clase dominante, la cual viene a desplazar a la OLIGARQUÍA TRADICIONAL”. Dicho llamado osa reservarle, a la clase más pudiente, el hueco de un árbol –no el hueco de un árbol como el del Nido de Espino, sino del Árbol del Gran Capital; y dice el llamado, con el tono más inconcebible del más triste marchante: “Pero aquí también tenés tu puesto, Oh Sacrosanta Oligarquía. Con vuestra Excelencia, vamos a formar el Acuerdo Político donde podría tener cabida, inclusive, el sector popular… Sumisos hemos de darle la bienvenida a la naciente hegemonía capitalista.”  Llamado que tuvo que recurrir a otro de los quinimil desafueros, y aseveraciones desafortunadas y anti-históricas, como sostener que “fue la burguesía intelectual la que en los setenta creó la guerrilla, porque era la única clase capaz de rebelarse, de mantener la lucha y esgrimir su teoría estratégica”. ¿Y dónde queda entonces el obrero dirigente y estratega Salvador Cayetano Carpio (Comandante Marcial), cofundador y Primer Responsable de las “FPL-Farabundo Martí”, Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas Populares de Liberación, FAPL; cofundador de la Dirección Revolucionaria Unificada-DRU; cofundador y primer Coordinador del FMLN? ¿Y dónde queda el dirigente sindical Ernesto Jovel, fundador de la Resistencia Nacional-RN? ¿Y el obrero Armando Arteaga (Pancho), del ERP, asesinado juntamente con Roque Dalton? ¿Y los obreros y campesinos como Saúl Santiago Contreras, José Dimas Alas, Apolinario Serrano, Patricia Puertas “Ticha”,  y los tantos miles de militantes, simpatizantes y colaboradores de las diversas organizaciones populares, cuya contextura era de extracción proletaria, y que si bien no fueron los grandes cuadros y mandos, sus participaciones y tareas significaron vital aporte para todo el movimiento de liberación, dentro de la concepción integral de lucha en El Salvador? Aporte que significó lealtad, abnegación y sacrificio hasta las últimas consecuencia.


Así como ese desenfoque histórico, así el otro desenfleque político-ideológico de llamar, en la actual coyuntura electorera, a crear una armazón económico-social desde arriba para arriba y sólo para arriba, como han sido otros cantos de sirena siempre que anuncian sus “acuerdos de paz”. He aquí un pequeño recordatorio, muy ad-hoc, de aquella otra fallida cantaleta del Foro Económico Social.   El autor de Drama moderno, in situ.


Drama moderno, in situ*

Salvador Juárez


Preludio

DIRECTOR
¿Qué imagen de mundo vamos a plasmar
si se han derruido los ideales
y los perfiles humanos proyéctanse roturados?

                        PÚBLICO
¡Cómo no va a producir tanta desviación
y degenere esta colita de siglo
si los paradigmas están por el suelo…!

                               VOZ TEMEROSA
¿Quién asegura que no será ocupada esta voz,
por ‘la contra’ siempre en acecho?
El enemigo puede utilizar a su antojo
nuestras motivaciones…Por lo que os sugiero
manejéis con mucha reserva estos conflictos internos.

                        PÚBLICO
¿Cuáles conflictos internos, y cuál reserva,
si entre ellos se están sacando los trapos al sol
y unos y otros se acusan de transar la patria,
y de que ninguno está solvente
porque, igual, se tienen la cola pateada?
¿Y no son esos los debates por radio,
prensa y televisión, pues?
Ocultar este drama sería
como cuando nadie se atrevía a decir nada
sobre China y la URSS,
para “no darle armas al enemigo”
con sus contradicciones y acusaciones.
En la mochila de la izquierda
había que cargar
con un silencio que daba pánico
ese asunto de las tendencias.
Cuando mundialmente ocupaban
las primeras páginas de los periódicos
los grandes deschongues entre los líderes
y las naciones de dichas potencias.


                               VOZ TEMEROSA
¿Cuál sería entonces el tono,
el compromiso?


POETA MAYOR
“Digan, griten, poetas del alpiste,
digan la verdad que nos asedia…”


                        EL DRAMA IN SITU


Aquellos dirigentes
y cuadros incorruptibles
[“entrecomillas”, (entreparéntesis) y entrecorchetes],
ahora los nuevos Diputados son en la postguerra
y han dejado de ser
los líderes y héroes para las mayorías.

Y es que para muestra basta un botón:
Los representantes de ambas facciones
por igual condenan a los más desmadrados,
mutilados y marginados de los otrora
bandos irreconciliables en el conflicto:
los lisiados de guerra.
Y sancionan las movilizaciones de aquestos y aquéllos,
unidos ahora ante el incumplimiento
de la agenda de los Acuerdos de Paz.
Les llaman ‘chusma’ y ‘populacho’
porque en las paredes estampan el grito de justicia social;
y se refieren a ellos con burla por ‘estar en el pasado’,
por recurrir a las calles a reclamar su indemnización.

A los parlamentarios no les importa
que los antimotines
-el nuevo cuerpo surgido por los Acuerdos-
con su equipo sofisticado se empachen contra la marcha,
chucamente con el chac-chac de los chasquidos,
chochando su cherche plan de ablandamiento frente al mundo.
Pues su maquinaria se enfila
contra la manifestación compuesta por chocos,
cuicos, patojos y sordos.
Es aquí donde bien diría
(otra vez la cita de) Vallejo:
“¿Voy, después, a leer a André Bretón?”,
¡con tánto surrealismo en la calle!
Si a los discapacitados rumbo a Casa Presidencial (1),
si no les vuelan los ojos de vidrio
para jugar canicas en el pavimento,
a otro que a puras penas va renqueando en la marcha
le dan el tiro de gracia,
matándolo con balas de salva.
(—“¿Y que matan las balas de hule, vos?
—¡Puta que no, mirá a ese pobre men!”)

Pero a todo esto, los discapacitados
se arrancan piezas de su cuerpo para defenderse,
unos se guiñan la prótesis de la pierna izquierda
blandiéndola contra sus represores.
Y otros queriendo guindarse
del último chance de la vida,
con los ganchos de pirata que alzan en lugar del brazo,
en lugar de la mano sin dedos para una V de la victoria,
con esos ganchos se pescan de los bejucos del viento
para esquivar los disparos…

Pero los Padres de la Patria
han prohibido en el seno legislativo
el ingreso de esto que va quedando
de aquel caudaloso movimiento social.
¡Sólo para que no se conozcan sus tratados,
alianzas, concesiones, pactos y demás acuerdos!
…Y es que en una paz legitimada por intereses foráneos
la decepción no es sólo por desmovilizar
al legendario Ejército Popular de Liberación
ni por desarticular las organizaciones populares
y querer descuajar y descalificar las canciones
que vivificaron la esperanza.
Es por no afianzar y garantizar los principios originales,
la estrategia democrático-revolucionaria,
la aspiración concreta de las mayorías,
antes de bajar la guardia.
Es porque, llana y sencillamente,
el mundo con que se soñó,
se luchó y se jugó la vida,
no es ni la sombra.
¡Es toditito lo contrario!
…¡El futuro, el mañana que inspiró
no es este presente patas arriba!
Y es que se desmantelaron los genuinos valores,
la ética revolucionaria que tánto se proclamó!
…¿O nunca existieron?
Pues luego luego saltaron las ambiciones de grupos,
el patrimonialismo individual.
Y la indiferencia y el olvido por esa multitud flotante
se hizo patente,
reinó de pronto la peor marginación:

Los de a pie
se quedaron como el chino, sólo milando
a unos extraños tecnócratas que salieron de las sombras,
que son los que ahora hablan por ‘la causa’
y manejan los proyectos en su nombre
y se hacen los de a mil en sus ‘changarros’
como encantados con los dólares,
como deslumbrados ejecutivos del dolor
que van y vienen en los polarizados 4×4,
alelados como nuevos pequeños burgueses
que no hallan qué hacer con ese bolado del hardware y el software
y por eso pasan jugando ‘no te enojes’ y ‘tripa chuca’
en las computadores, y bajando pornos de internet;
con mates de a saber qué se les imagina
al sacar sus celulares y al exhibir las tarjetas de crédito
ante la majada en que figuran los ex-combatientes
y las masas que fueron las verdaderas montañas humanas,
las fuerzas vivas en la lucha de liberación,
esa mayoría que ante la cantinela de participación popular
mejor se mueve a puro golpe de calcetín
y anda sudando la pura gota,
para arriba y para abajo en la rebusca,
taloneando el conqué para sus familias que viven otra guerra:
la sobrevivencia en la extrema pobreza.
¡Qué economía-mixta ni qué nada!
si como dijo el poeta muriéndose de hambre
en el hospital de caridad:
“Para otros dieron lana las vicuñas…
¡Cuántos nos hemos de comer las uñas!”

                        Escena última


                        CORO

Al unísono brincaron los sentimientos más viles,
la truculencia y lo sórdido entre los más carnales,
los uña y carne en el proceso,
la dirigencia que supuestamente unida
velaría por el sustento del pueblo
y la defensa de ¿la revolución?
Y he ahí la falacia, la codicia,
la zancadilla, la cascarita para el deslizón,
el serruchazo, el madrugón
y el sabadazo que no tientan tablitas.
Y como arriando la bandera patria
vése el arribismo, el pancismo, el oportunismo.
El más vasto ismo de la gran piñata
que al ser reventada no son dulces los que caen
ni son niños encima del juego.
¡Oh qué espanto –exclamarían los poetas malditos-
es la carroña entre los confetis,
el chuco y puto dinero!

                   PÚBLICO
De tal suerte sobre la Nación se imprimieron
nuevas viñetas y estampillas
cuyo valor reinante fue el comercial.
Trocándose el trabajo en slogan
de competitividad
y la llamada acumulación de capital
ascendió a la cúspide de la plusvalía:
la tan mentada privatización
en el marco neoliberal.

— ¿Y el Foro Económico Social
con que se abanderaron los Acuerdos de Paz
para la justicia como base de la paz duradera?

— ¿Todavía estás creyendo en pajaritos preñados,
o te estás haciendo el maje
igual que tus comparsas?

¿Cómo creés que iba a aceptar el gran capital
concurrir tan de buena gana,
y peor de buena fe,
y bienintencionadamente,
a negociar con los trabajadores?
¿O creés que un día amanecería de buenas pulgas,
con esa ocurrencia de “hoy voy a colectivizar
la producción,
las ganancias…
voy a convocar a los muchachos
para que dialoguemos sobre sus necesidades,
mis utilidades y excedentes.
Y de prodigalidades mutuas
colmaremos la plataforma de concertación?”

¿En verdad creés que así por así,
iría el gran capital a la mesa del Foro Económico Social.
Más cuando ya sabía que la otra parte había entregado
todo el poder que radicaba en las armas,
en la organización
y en el,
¡ejem!,
talante obrero-campesino?


Eso es como levantar bandera de socialismo
sin revolución
y revolución por arte de magia.

Mejor bajemos el telón de la tragedia,
y empecemos la comedia humana…
Total, abundan los caracteres
en la sátira del populacho…
(1)   Este hecho ocurrido en 1995, lo denunciamos a través de comunicados y conferencias de prensa, desde la Iglesia Luterana Salvadoreña.


*Drama moderno in situ, es parte del libro “Testamento inconcluso”,
Ediciones Salvador Juárez, San Salvador 2003.

(Tomado del Blog de La Universidad Obrera de El Salvador "Salvador Cayetano Carpio").
Link: http://marcialeneltiempoactualbeligerante.blogspot.ca/2014/03/drama-moderno-in-situ-salvador-juarez.htm

1 comentario:

  1. Miles de aplausos triunfaremos!!!
    La poesia es una arma desde los tiempos del poeta Roque Dalton
    asesinado por los del ERP PRS hoy PSD ELECTORERO igual
    al FMLN ELECTORERO las escorias...

    ResponderEliminar