domingo, 27 de octubre de 2013

Poema Indeterminado

Por  Esteban Balmore Cruz



Amaneceres
perplejos en las oscuridades
centúricas del olvido.

Atardeceres
inflexibles
de los nuncas vuelvo.
Yo te ví
y nunca pude reconocerme
porque al verte allí
tan tierna y tan hermosa
siempre me negué.

Ese negado silencio
de aquellas voces atropellándose en la mudéz
de aquel tan insignificacante amor
que yo siempre te profesé.


Atormentado
por aquel dolor que nunca existió
en la imaginación de los enmarihuanados
yo supe
de la enorme falsedad
de los eternos sinceros.

Pero la realidad atropellada
y toda como es
sin ocultar sus miserables verdades
resonaba en la iluminada existencia
de los por siempre farsantes.

Tristemente te miré
y lloré a mis adentros
por tan sufrido fracaso.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario