domingo, 25 de agosto de 2013

Espionaje y Libertad

Por Baneste

Cierto clamor, alentado en gran medida por los adversarios de Estados Unidos, ha estado latente desde que el especialista en computación Edward Joseph Snowden revelara en mayo de 2013 al periódico inglés The Guardian, la existencia de un sistema global de espionaje en la internet, dirigido por el gobierno estadounidense con apoyo del gobierno británico. Este sistema de espionaje incluye la intercepción de llamadas telefónicas en Estados Unidos y Europa, y entre ambos. Asimismo contiene programas de captación del correo electrónico, sesiones de videoconferencias, actividad en redes sociales y mensajería instantánea. En otras palabras, toda persona que utiliza estos medios o plataformas tecnológicas, está siendo monitoreada, entiéndase, Facebook, Google, Outlook, G-mail, AT&T, Spring, etc. El joven Snowden fue capaz de revelar esta información porque fue empleado de la Agencia Central de Inteligencia y de la Agencia Nacional de Seguridad (CIA y NSA por sus siglas en inglés, respectivamente).

Para mucha gente alrededor del mundo esto fue sorpresivo y alarmante; pero para muchas otras personas solamente consistió en la confirmación de una firme sospecha sostenida por varios años. Las quejas en contra de este sistema global de espionaje se fundamentan en que constituye una violación al derecho constitucional de privacidad del individuo. Las compañías proveedoras de las plataformas o servicios antes mencionados, han declarado que se han visto obligadas a violar el derecho a la privacidad de sus usuarios porque han sido requeridos por mandato de ley a proporcionar la información al gobierno, a través de la NSA. No obstante, en esta prolongada controversia, se ha producido un hecho insólito, que muchos consideran valeroso y digno: La compañía Lavabit LLC, proveedora de servicios de correo electrónico, canceló sus operaciones abruptamente el 8 de agosto recién pasado, para no verse forzada a tener que transferir los datos de sus clientes. El presidente de dicha compañía, Ladar Levison, ha expresado que tiene proyectado desarrollar una batalla judicial en las cortes estadounidenses con el fin de sentar un precedente, y que los proveedores de estos servicios o plataformas no sean obligados a proporcionar la información privada de sus usuarios a ninguna agencia gubernamental.

El drama desatado por la audaz acción de Edward Snowden ha transcendido a nivel mundial, involucrando gobiernos y movimientos en pro del derecho ciudadano a la privacidad. Luego de haber solicitado asilo político en varios países, incluyendo Ecuador, Bolivia y Venezuela, ha sido acogido en Rusia, país en el cual se había refugiado desde un principio, para evadir una persecusión sin cuartel de las autoridades norteamericanas que dio lugar a incidentes bochornosos, como lo fue la detención del avión en que se conducía el presidente boliviano, Evo Morales, bajo el pretexto de que Snowden iba allí; hecho que generó un repudio hacia los gobiernos europeos que promovieron tan absurda acción.

Aunque lo revelado por Snowden no era totalmente desconocido, ya que los usuarios y usuarias de computadoras más atentos habían podido percibir cierto nivel de monitoreo desde hace cinco años, no hay duda de que constituye un fuerte llamado de atención, en el sentido de que las agencias de espionaje del gobierno pueden ahora acceder a cualquier dispositivo electrónico que esté interconectado, llámese computadora, laptop, tablet, play station, iphone, etc.; y no solamente eso, también pueden activar remotamente la cámara y micrófono de tu computadora portátil o de tu teléfono celular, si así lo desean.

Todo esto lo que nos indica es lo siguiente: Las cosas importantes, las que realmente cuentan en nuestras vidas, las debemos hacer en el mundo real, no en el mundo virtual. Porque si por algo somos afortunados los seres humanos, es porque poseemos el libre albedrío, e individualmente somos los propiciadores de nuestro propio nivel de independencia y libertad. En el espacio energético de la aureola que rodea nuestro cuerpo solamente permitimos ingresar a aquellas personas, animales y objetos que nosotros queremos. Eso nadie lo puede violar.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario