martes, 2 de julio de 2013

¿Por Qué Cuzcatlán se Escribe con Zeta?

Por Baneste


Muchos escritores necios y desconocedores de principios fundamentales del lenguaje insisten en sus errores ortográficos hasta el colmo.  Es vergonzoso que personas que tienen el privilegio del acceso a la publicación de sus opiniones en medios de difusión masiva persistan en la prolongación de un error. Evidentemente es una gran falta de responsabilidad ante las nuevas generaciones de lectores ávidos por aprehender-aprender un conocimiento que abone a la conformación de una identidad propia de la cual sentirse orgulloso y satisfecho. Me refiero al hecho de escribir Cuscatlán en vez de Cuzcatlán.

Uno de los estudiosos salvadoreños que más he admirado, es el historiador y lingüista Jorge Lardé y Larín, porque a pesar de su origen ancestral extranjero (francés), desarrolló su actividad investigativa con una gran dedicación, y podríamos decir con amor, por lo autóctono, aborigen, propio. Él nos reveló la escondida belleza en esos inmemoriales nombres de nuestros pueblos y ciudades que conservaron sus denominativos aún después de la conquista. ¿O  cómo podríamos nosotros saber que Usulután significa Lugar de los Guerreros Jaguares?  ¿O cómo sabríamos que Azacualpa quiere decir Pueblo Viejo?

Es curioso que los originadores de este error sean también dos reconocidos historiadores salvadoreños, Santiago Ignacio Barberena y Pedro Geoffroy Rivas, ambos con una respetuosa labor de investigación y aporte al conocimiento de nuestros orígenes; aunque es sabido que el señor Barberena, en su faceta como lingüista, realmente no debería ser considerado seriamente, debido a las enormes falencias que presentan sus trabajos en este campo. Solamente en su libro Historia de El Salvador, Historia Antigua y de la Conquista, este escritor utiliza el denominativo Cuscatlán (con ese en vez de zeta) en quince ocasiones.  Por su parte, el historiador Pedro Geoffroy Rivas fue más lejos e imprimió este craso error en el título de dos de sus más divulgadas obras: Toponimia Náhuat de Cuscatlán (¡Con ese!), y El Nawat de Cuscatlán (también con ese).

La explicación más autorizada y valedera del por qué Cuzcatlán debe escribirse con zeta y no con ese, no podría provenir de alguien más calificado que el autor Jorge Lardé y Larín: El sonido que representa la letra ese no existía en el lenguaje náhuat de los aborígenes pipiles.

Asombrosamente, en el corrector ortográfico de MS Word, quienquiera que haya sido el responsable de agregar el diccionario español regional de El Salvador, preservó la continuidad perpetua de ese ostensible error al registrar como correcta la escritura de Cuscatlán con la letra ese en vez de la zeta, pero los que se dedican a la labor de escribir no desconocen cuán relativa es la confiabilidad en los correctores ortográficos de los procesadores de texto de las computadoras y no siempre avalan sus "correcciones".

NOTA:

Aún hoy en la actuaidad, la aseveración de que el sonido que la letra ese representa en español no existía en el idioma náhuat de los pipiles, no es difícil de comprobar, puesto que la mayoría de habitantes de El Salvador, realmente no pronuncian la ese como es debido, más bien la pronuncian como zeta o como ce. Ejemplos:

--¿De dónde veníz, voz?
--Vengo de la caza de Inéz.

La pronunciación correcta, sería:
--¿De dónde venís, vos?
--Vengo de la casa de Inés.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario