viernes, 12 de julio de 2013

Decires del Triste

Por Baneste


Para el triste aunque amanezca no sale el sol, el tiempo deja de ser movimiento y se torna estático. Pero qué hermoso es estar triste de amor. Amar a esa mujer distante, indiferente, insensible. Amarla con esa entrañable pasión de adolescente, de casi niño. Amor con sinceridad, amor con ingenuidad, amor sin condiciones. ¿Qué importan los peligros del mundo si estaré contigo? ¿Qué importa lo que opinen los idiotas si vamos a estar juntos? Juntos para siempre. Juntos en la abundancia y juntos en la miseria, porque nuestra unión es por siempre indestructible en el fruto de nuestro amor.

Te amé, te amo y te amaré, aún después que me haya desintegrado-reintegrado en la tierra. En mi eterno amor seremos árbol, seremos fruto, seremos flor. Estaremos unidos por siempre en la felicidad de los pájaros que transportan el polen entre las hermosas flores. Volveremos a ser nosotros en la presencia alegre de las multicolores mariposas. Reviviremos nuestro éxtasis de amor cuando el viento suave, casi brisa, acaricie las verdes hojas de las plantas creciendo sobre mi sepulcro.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario