lunes, 8 de julio de 2013

Apuntes Sobre la Conquista


Reinterpretar la Historia

Por Baneste



Cuando los españoles en sus cartas de relación y otros textos hablan de "pacificar", están hablando de agredir, atacar, guerrear.  Cuando hablan de "rebelión" se refieren a la autodefensa que intentaban montar las comunidades indígenas agredidas. Cuando dicen "aceptación de la autoridad de Su Majestad", quieren significar sumisión incondicional de los aborígenes.



La principal táctica de la conquista fue el engaño. Los primeros en ser engañados, y últimos en darse cuenta, fueron los tlaxcaltecas, a quienes los conquistadores no solamente usaron para someter a los aztecas, sino que también los obligaron a acompañarlos hasta Centroamérica (y unos pocos hasta Perú), no habiéndoles cumplido con lo prometido, un mejor trato después de la victoria. Los cakchiqueles y los quichés fueron igualmente embaucados. Las únicas etnias que no cayeron en esta trampa, no porque hayan sido más inteligentes o más valerosas, sino porque al ser las últimas en la ruta brutal de la conquista, ya sabían de la falsa estratagema de los invasores, por lo que estaban seguros que su única opción era morir dignamente, es decir, peleando, aunque sabían perfectamente que estaban en total desventaja.



Los conquistadores eran católicos primitivos, muy conservadores y fanatizados.

Consideraban legítimo el esclavismo y utilizaban el cruel y salvaje "herraje" para marcar sus esclavos. Su fanatismo religioso podría explicarse como producto de una reacción al islamismo al que estuvieron sometidos durante centurias por parte de los otomanos.



Cuando los invasores les prometían a los aborígenes que serían "bien favorecidos" se referían a que serían despojados de sus pertenencias, de su producción y de sus tierras, y que serían convertidos al catolicismo.



Los aborígenes que fueron acusados de rebeldes y sediciosos fueron los que no encontraron otra salida digna más que morir en combate.



En realidad se percibe al leer la historia que los indígenas estaban aterrados ante la invasión. Aunque las comunicaciones eran bastante primitivas, y por lo tanto, lentas, las noticias se transmitían con antelación sobre las horríficas fechorías de los peninsulares europeos.


2 comentarios:

  1. NUESTROS HERMANOS/AS ANCESTRALES SE INVENTARON LA GUERRA DE GUERRILLAS, FUERON ELLOS LOS QUE NOS LEGARON SU EJEMPLO.

    ResponderEliminar
  2. Fueron los primeros que utilizaron esa estratrgia.

    ResponderEliminar