martes, 8 de mayo de 2012

GRAFFITI




GRAFFITI
Por Esteban Balmore Cruz

  I

Veinte veces le dijeron el amor
de los veinte llantos que trajo la pena
y se derrumbaron sin haber embestidas
sólo furias
coléricas
aburridas
como las rosas que imaginó el embrutecido
amor destartalado
y de qué sirvieron las palabras azulejas
los barriles
sin oropéndolas que surcaran los cielos
habitantes
aviones bombarderos.

II

Falleció la esperanza en las paredes
donde el universo comenzó a descifrarse
y rompiéronse los sueños estrellados
las canciones de Los Beatles
que ni Cristóbal Colón usaba calzoncillos
ni Marilyn Monroe se fue sin lágrima
porque en el abrupto precipicio de los sueños
de la vida de aquel desamparado
no hay sentido
exeptúase lo ridículo encumbrado
lo solemne aborrecido bienamado 
del graffiti lo entendiste.

 

San José, CA, EEUU, 1999.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario