jueves, 24 de mayo de 2012

DOCUMENTO HISTORICO DEL E.R.P. (Completo)


CORRIENTES DE PENSAMIENTO EN EL PARTIDO
(Yasser, Genaro, Pancho).

En base al análisis de la situación actual se pueden precisar las siguientes conclusiones:

1o) En este Frente, hay una crisis del Partido.

2o) Hay dos corrientes enfrentadas, una que defiende un esquema ideologizado, y otra que propugna por la democratización del Partido.

3o) El esquema ideologizado hegemoniza en todos los niveles de conducción y se aferra en sus posiciones para no darle chances a la corriente crítica. Su argumento principal (no debatido) es que "la guerra no permite la democracia."

La hegemonía de un esquema ideologizado se manifiesta en las siguientes realidades:

a) Hay una política errónea de promoción de cuadros y asignación de responsabilidades y tareas que afecta inclusive a los gremios u organizaciones que conduce o influencia el Partido.

b) Existe una especie de solipsismo y acomodamiento que se expresa en el desfase entre las proyecciones estratégicas de la C.G. y los planes de concreción que elaboran los organismos respectivos. Solipsismo es dar por hecho en la mente lo que no se ha hecho en la realidad. Acomodamiento es plantarse en los planes concretos sin autoexijirse y sin que funcionen los mecanismos de supervisión y exigencia.

c) Se observa un distensionamiento mental colectivo a todos los niveles, el cual se manifiesta en apreciaciones equivocadas de las situaciones especificas y que redunda en la falta de iniciativa y agresividad en todos los campos: propaganda, formación, organización, guerra, provocando estancamiento y falta de interés por avanzar.

Todo esto incide en la generación de otras problemáticas, tales como:

1- Carencia de proyección de largo alcance, que se traduce en desmotivación.

2- Ineficiencia en todas las áreas de trabajo conducente al conformismo.

3- Desaliento y descontento que propician (por falta de espacio) un criticismo desmesurado, manifestándose en desgano y (a veces) bloqueo de tareas.

4- Desacumulación progresiva de cuadros y militantes de nivel, muchos de ellos frustrados por esta situación.

La existencia de un esquema ideologizado no es un problema de querer o no querer, es ajeno a la voluntad individual o colectiva: su vigencia se explica en el origen histórico de las organizaciones revolucionarias armadas y en el carácter del proceso revolucionario.

No es lo mismo ideología que ideologicismo, tampoco es igual esquema ideológico que esquema ideologizado. Ideología y esquema ideológico debe tener todo partido; pero ideologisismo y esquema ideologizado son ahora una desviación peligrosa.

El ideologicismo es un esquema mental que todo lo ve y lo mide desde un código de valores ideológicos abstractos, planteados en términos ideales, a los que se pretende llegar por medio de la fe, ignorando aspectos tan importantes como la idiosincrasia del pueblo, lo cual lo acerca demasiado a las concepciones religiosas dogmáticas capaces de enceguecer y fanatizar temporalmente a grupos de personas, pero incapaces de transformar la conciencia de los amplios contingentes sociales. Todos sabemos que el ideologicismo está desfasado en el mundo y que un esquema de tal signo está condenado al fracaso en los tiempos actuales.

Por otra parte, el ideologicismo constituye un obstáculo muy grande, pero el peligro radica en que no sea capaz de autoreconocerse, y peor aún, que no quiera autocriticarse. Es una realidad bastante evidente que la mayoría de nuestros dirigentes y responsables de áreas y estructuras están ideologizados. Eso tiene su propia explicación en el proceso mismo y no constituye un factor de enjuiciamiento; de lo que se trata es de ubicar el problema, y buscarle soluciones políticas en aras de fortalecer el Partido y prepararlo para el futuro.

Del esquema ideologizado se desprenden las siguientes desviaciones:

FARISEISMO POLITICO, que es lo mismo que decir hipocresía en función de intereses específicos. Esto produce en la base la sensación de aquel planteamiento burgués de los "tontos útiles". Consiste en acercarse a los compañeros sólo cuando se les necesita, en tanto que se abandonan, se marginan o ignoran cuando ya no se les requiere.

VERTICALISMO, que tiene su origen en el carácter militar de la organización y en el carácter campesinado de la conducción. Genera estrechez de visión política e incapacidad para el debate, por lo que deriva en un método de conducción impositivo. Fomenta el tareísmo, voluntarismo, etc.

EMPIRISMO, que frena el desarrollo porque obstaculiza el despliegue de las capacidades técnicas y teóricas, preferenciando la acumulación de experiencias añejas que no son aplicables en las actuales condiciones.

MORALISMO que pretende proyectar como santos a los militantes revolucionarios, sabiéndose que ante todo son seres humanos. Lleva a algunos cuadros a autoconsiderarse "impolutos iluminados", cuando en la realidad tienen prácticas abiertas o solapadas cuestionables desde la auténtica moral revolucionaria. Muchos de los que rigen sus juicios hacia los demás desde concepciones moralistas, son reconocidos por su tendencia a dedicar gran parte de su tiempo a satisfacer necesidades instintivas (la sexual, principalmente) descuidándose de sus tareas o responsabilidades, no teniendo en consideración la integración política de la mujer por sus capacidades, sino más bien por sus "bondades". Es tanto el degeneramiento en este aspecto que se han producido abusos y se han acuñado expresiones como "reclutamiento vaginal", que encierra todo un pensamiento discriminatorio hacia la mujer.

MANIOBRERISMO. Consiste en valerse de los puestos de conducción para "saludar con sombrero ajeno" como dice el dicho, y para bloquear iniciativas renovadoras encostalando los planteamientos críticos bajo denominaciones absurdas, tales como: "pérdida de la perspectiva", "desmoralización", y hasta "contra". De aquí se desprenden prácticas de marginación, descalificación y amenazas veladas, tendientes a forzar al militante auténtico a abandonar la organización. El maniobrerismo degenera por último en la cultura del chambre, generalizándose a tal grado que unos a otros tratan de desprestigiarse, logrando con ello únicamente la pérdida de autoridad del Partido.

DISCURSO PANFLETICO. Del ideologicismo se desprende también un discurso panfletario "épico-glorioso", alejado de la realidad. El planteamiento de los activistas a las masas es pírrico, idealista y retórico. Pese a contar con mejores medios y personal mejor capacitado, la propaganda impresa es pésima (muchas veces peor que la de los primeros años de guerra) y la radio se parece a esos medios de divulgación de las sectas evangélicas.

DESENSIBILIZACION. Consiste en restarle importancia a una serie de problemas reales que tienen que ver con el carácter humano de la gente, clasificándolos desde criterios estrictamente ideológicos. Hay manifestaciones de demagogia en el tratamiento de problemáticas de salud, embarazos, lisiados, víctimas de la guerra y otros.

LA CORRIENTE CRITICA

Por otro lado la corriente crítica propugna por un Partido democrático, rejuvenecido, dinámico, no deificado. Se encuentra dispersa en este Frente y por lo general algunos de sus elementos tienen temor de expresarse abiertamente. Dicha corriente posee más fuerza a nivel de base, pero también hay numerosos cuadros intermedios que se enfilan en ella; posiblemente tenga uno o dos representantes a nivel de dirección. Todos los militantes que simpatizan con las ideas de la corriente crítica han sido marginados y (algunos) empujados a la desmovilización, mientras que los ideologizados resultan promovidos a mayores niveles de responsabilidad.

Los factores que han incidido en el fortalecimiento del pensamiento crítico son varios y diversos, desde los puramente políticos hasta los exclusivamente personales (que son legítimos e importantes porque constituyen sectores). Algunos de los factores políticos son:

- El efecto pisco-social post ofensiva de 1989, cuando los resultados no correspondieron con las exaltaciones previas.

- La nueva conformación mundial que ha puesto al descubierto los grandes errores del socialismo y su estado actual de crisis.

- La creciente ola democratizadora en Europa del Este.

- El cambio de política de Estados unidos hacia el exterior.

- El desgaste y debilitamiento del militarismo en América Latina, que ha abierto campo a las democracias formales.

- El fracaso electoral Sandinista.

- La derrota y humillación de irak.

- El desarme de grupos guerrilleros históricos.

- El desmantelamiento progresivo de la URSS y el caos de la Perestroika.

- La perspectiva de grandes tareas derivadas de la negociación.

Algunos de los factores de carácter personal, pero que constituyen sectores, son:

DESCONTENTO por varias motivaciones que tienen que ver con medidas o políticas rígidas del Partido que fueron legítimas en el pasado, pero que en el actual momento de transición se descontextualizan.

EXPECTACION Y DESALIENTO por la desatención (aparente abandono) de los familiares de combatientes y militantes (muchos de los cuales formaron parte del primer contingente de fuerza); los lisiados; los huérfanos; la supuesta corrupción en algunos gremios; el contraste entre las ventajosas posibilidades para el desarrollo técnico-cultural de los militantes que se han pasado la guerra en el exterior y la sacrificada subsistencia de los acampados, para quienes no hay perspectivas de desarrollo.

DESACUERDO con la política de promoción de cuadros que margina a los antiguos militantes críticos y los más desarrollados técnica, cultural y políticamente, mientras que preferencia a los sumisos y menos desarrollados, aunque sean recién llegados, carentes de solvencia ante la base. Existe el convencimiento de que hubo gente (incluyendo compañeros internacionalistas) que abandonaron la organización frustrados de recibir órdenes absurdas, en aras de acoplarse a un concepto equivocado de humildad. No se explica como es posible que existan vacíos evidentes de conducción de áreas o sectores habiendo tan buenas capacidades desaprovechadas.

AGOTAMIENTO producido por la prolongación de la guerra que está a punto de terminar con resultados importantes, pero que conllevan una serie de expectativas que tienen que ver con el futuro de los compañeros. El nivel político (que esta en concordancia con el nivel de información) no da para comprender el proceso de victoria gradual. Incluso se presentan casos en que el militante se considera afectado, como es el caso de algunos cuyas propiedades de antes de la guerra les han sido ocupadas, o la permanencia no voluntaria de algunas familias de combatientes en comunidades donde no quieren vivir por diferentes razones.

SIGNOS DE DESCOMPOSICION, (alcoholismo, sobre todo) que tienen a su base todo el marco planteado y otros fenómenos como las repoblaciones, la inserción de personal urbano a la zona y los visitantes nacionales y extranjeros.

PROYECCIONES DE SOLUCION

Lo que sigue a continuación es una propuesta surgida, igual que todo este análisis, de discusiones a diferentes niveles de base y militancia, y sería erróneo considerarla una especie de plataforma reivindicativa.

Tomando como cierto que la crisis en el Partido en este Frente es pre revolucionaria, se pueden formular algunas proyecciones de solución conducida, de modo que al final se fortalezca y este mejor preparado para la confrontación política del próximo y lejano futuro. Hegel dice que "todo lo que existe merece perecer", y Engels asegura que "todo lo que es racional en la cabeza del hombre se halla destinado a ser un día real, por mucho que hoy choque todavía con la aparente realidad existente". La aplicación pragmática de la filosofía simple de "dar al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios" resultaría positivo en la actual coyuntura interna. En base a esto, las medidas a aplicar podrían ser:

  • AMPLIACION significativa de todos los organismos e instancias del Partido.
  • ANULACION de la actual política de promoción de cuadros e implementación de una nueva política de promoción desideologizada, que permita el despliegue de las capacidades creadoras inhibidas.
  • REVISION rápida y a fondo, a nivel de áreas de trabajo y estructuras, de los puestos de conducción para realizar todos los cambios necesarios, a fin de revitalizar el Partido y salir del empantanamiento.
  • DISEÑAR un nuevo esquema orgánico del Partido que incluya, además de las actuales, otras instancias con funciones bien definidas de asesora o ejecución, pero que sean respetadas como tales.
  • DEFINIR los niveles o categorías de militancia, de acuerdo al tiempo y al carácter del compromiso, puesto que sera una injusticia echar en un mismo costal a los antiguos luchadores con los recién llegados.
  • INSERTAR militantes con capacidad política en las organizaciones y comunidades a nivel de base, para que recojan y orienten sus problemáticas, de tal manera que puedan promoverse como líderes, luchadores auténticos por sus reivindicaciones.
  • ESTUDIAR la posibilidad de obtención de proyectos para la creación en el Frente de un Instituto Tecnológico y una Sección de Estudios Superiores (tipo Centro Universitario) para responder a las legítimas aspiraciones de superación de la militancia, que abandonó su proyecto personal para entregarse a la lucha, y que debido a eso hoy se encuentra en desventaja ante la sociedad.
  • DELIMITAR con precisión el E.N.D. y el Partido, puesto que el primero solamente es un instrumento del segundo, y actualmente y en el pasado ha habido mucha confusión en eso, dando la impresión de que ha sido y sigue siendo al revés.
  • CREAR un Centro de Estudio y Análisis del Partido.
  • CREAR un nuevo órgano divulgativo en sustitución del Venceremos, concebido para el debate interno, sin censura, y en donde haya espacio para todos los militantes sin importar el nivel de responsabilidad.
  • DISEÑAR un nuevo esquema de programación de la Radio, teniendo presente que en poco tiempo será un medio de alcance nacional dirigido a todos los sectores y que es uno de los vehículos más importantes por medio del cual se proyecta la personalidad política del Partido.
  • APLICAR la propuesta de creación y trabajo del Colectivo Promotor de la Cultura y el Arte Revolucionario, presentada el 26 de junio.


Morazán, 10 de octubre de 1991.

1 comentario:

  1. Todo lo planteado en este documento "Corrientes de pensamiento en el Partido" escrito por Octubre del 91, es la traslacion de la realidad vivida en ese entonces en el Nororiente ( extrapolado a todo oriente) y, coinside con la ejecucion de un plan anual que se dió en la Zona "Z3" (que abarcaba Joateca, Corinto, Cacaopera ademas de sociedad como influencia). El cual, en donde se evidenciaron los excelentes resultados en todos los campos como producto de una conduccion de un colectivo comprometido con la realidad que el nuevo momento exigia en contraposicion del resto del frente. El plan, su copia original se le fué entregado a Jonas y se le llamó: "Plan Yuca" . aun se concerva una copia en PDF con algunas lineas manuscritas.

    ResponderEliminar